Mi nuevo ratón: Steelseries Rival 110 (review)

Después de usar el ratón Steelseries Rival 100 durante un par de años, decidí comprarme un Steelseries Rival 110. No solo es un ratón pequeño que se adapta al tamaño total de mi mano, sino que es igual de ligero y fácil de mover alrededor de la alfombrilla del ratón, con un peso de solo 87.5g en comparación con los 121g. de la versión anterior.

Desprovisto de ranuras y placas de blindaje al estilo Robocop, este es un ratón que se siente muy bien entre los dedos. Es un mouse discreto y tiene un precio bastante ajustado, cuesta entre 30-35€ en España. ¿Que os puede no gustar?

A pesar de que la forma del Rival 110 es más o menos simétrica, este sigue siendo un mouse diseñado con personas diestras en mente. Los zurdos probablemente estarían contentos para tareas diarias de oficina, ya que su agarre con textura se siente igualmente cómodo en ambos lados, pero tendrían que ser particularmente hábiles con su dedo meñique si quisieran usar los dos botones del lado.

Es cierto que esto también sucederá siendo diestro, ya que a menudo toco con el pulgar el borde superior del botón lateral más grande y más cercano cuando busco el otro, sobre todo en momentos de tensión en mitad de la partida, y es que uno de los botones laterales lo uso para abrir en micro. Aunque normalmente uso TeamSpeak o Discord para las partidas, si entro a jugar con desconocidos me veo en la necesidad de comunicarme.

Afortunadamente, los otros cuatro botones del Rival 110 son mucho menos problemáticos. Además de los clic derecho e izquierdo habituales, que según Steelseries tienen una duración de 30 millones de clics en el curso de vida útil del Rival 110, la rueda de desplazamiento se duplica como botón número tres, mientras que la cuarta se encuentra justo debajo. De forma predeterminada, este último está configurado para alternar entre dos velocidades diferentes de CPI (recuentos por pulgada, que es esencialmente lo mismo que DPI / puntos por pulgada, o – en inglés claro – sensibilidad).

Cada botón puede configurarse individualmente también, para ello hay que usar el software de Steelseries.

Steelseries Rival 110

El ratón gaming incluye botones de teclado, macros y claves multimedia, así como la capacidad de ejecutar aplicaciones específicas, accesos directos al sistema operativo, opciones de configuración para otros productos Steelseries que puedas tener, así como aplicaciones para CS: GO, Dota 2, Discord y Steelseries ‘PrismSync software de iluminación’ para nombrar solo algunas opciones disponibles. Eso último es curioso y es que puedes cambiar el tono del led por ejemplo si tu vida es baja y poner que parpadee en rojo rápidamente.

Puedes desactivar cualquier botón que desees y grabar tus propias macros.

También puedes ajustar la iluminación RGB del logotipo de Steelseries y desplazar la rueda hasta casi cualquier color que quieras, ya sea un color de bloque simple o uno que cambie entre diferentes tonos.

En cuanto a la velocidad CPI antes mencionada, el Rival 110 alcanza un máximo de 7200. Es más que suficiente para jugar a juegos diariamente y excepto si eres un profesional con un ojo clínico para los movimientos casi imperceptibles este ratón supera con creces todas tus necesidades.

SteelSeries Rival 110 review

Por el contrario, la velocidad de CPI más baja del Rival 110 llega hasta 200, lo que es útil si eres un experto con un rifle de francotirador y quieres un control máximo sobre tus movimientos mientras rastreas a los enemigos por el alcance.

Steelseries Rival 110 trasero

Mientras tanto, la tasa de sondeo (Polling Rate) del Rival 110 (con qué frecuencia su mouse le dice a su PC lo que está haciendo) es bastante típica para un mouse con cable, que va desde 125-1000Hz. Una vez más, no es algo que probablemente notarías en el uso diario a menos que seas un experto en deportes de alto nivel (en cuyo caso probablemente no estés buscando un mouse para principiantes), pero es bueno tenerlo de todos modos.

Una cosa que hace que este Rival 110 es el hecho de ofrecer la posibilidad de poder acelerar y desacelerar su sensibilidad para reflejar los propios movimientos naturales de la mano, lo que le permite alcanzar hasta dos veces o la mitad de su velocidad actual de CPI, dependiendo de qué tan rápido o lento se mueva, esta opción aunque disponible, es la primera que yo elimino al configurar Counter Strike: Global Offensive. Aunque no deja de ser una opción más para vender el artículo. La capacidad de desacelerarlo en línea con el movimiento de mi mano fue más útil de lo que esperaba, ya sea apuntando hacia un punto en el juego o simplemente siguiendo líneas de texto en un artículo en línea. No es una mala característica en un mouse que cuesta solo 35€ (personalmente creo que le daré poco uso).

En general, sin embargo, me gustó mucho el Rival 110. Principalmente por su tamaño y sus opciones de personalización.

Mi nuevo ratón: Steelseries Rival 110 (review)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *